lunes, 26 de diciembre de 2016

Anatomía de una queja.,.

Hoy vacilo con mi sombra al recordar. La zozobra del ayer mutila mis lágrimas y mis ojos caen ya para morir. El cadáver de mi suerte ya no esgrime ni la carne por ahí. Mi corazón esta infertil ... Yo se ya no hurga placer como ayer, es binomio de plasma agujereado de besos... una lapida insensible; Una coraza que solo finge latir. Es mi cuerpo eso inmaterial; un cactus con espinas sedentarias sin poder en la existencia ni encanto en la era de ser, mis manos son bestias inútiles que solo saben quejarse al escribir.

No hay comentarios.: