sábado, 30 de marzo de 2013

Vocecita de incendios

Tu sabes que es ardid de la memoria y debilidad del alma encarcelar su tempo en letras Deambulo homologando las agujas de la nostalgia con los páramos de la imperfección indiferente al inequívoco tiempo -que de alguna forma nos agrede- El reloj traza aledaño el movimiento del tiempo al extremo de la esquina de tu casa; marcando el tráfico perfecto en el " Poblado" o la sin igual multitud que me aísla. Caen gotas sobre la lluvia callejera y tu ventana presas por la ambrosía de tus labios. y el ego de mi ropa. El viento exhala su nostalgia... Y -otro día sucumbe al ocaso. La vida inusual y la costumbre peremne separa nuestros cuerpos; cuando la tarde decide deshacerse por el limbo de tu habitación . Estoy y con invalida presencia decayendo la pócima geográfica. A distancias te quiero aunque tu almohada nos desligue y el corazón se fragmente a pedazos mutilando el antídoto de olvidarte. Iré por la verdad y te comparto... en mi vocecita llena de incendios. Medellín, Colombia.

domingo, 2 de diciembre de 2012

Oido subliminal

-No puedo decir más. ¿ Qué mi Dios es igual al tuyo? ¿Qué mi voz emana el mismo tono desigual al pronunciar... algo secreto.? No. Algo interno socava mi deseo de hacerlo público sin error. ( Mi error.) Algo externo deshila mi sangre al desear algo... y la hace correr hasta mi corazón.
No hay destino, ni poder, ni Dios que nos lleve a la gloria de descifrar. Menos Lucifer que nos embauque al decir "Yo”. Solamente son los quejidos que nos delatan, equiparando perturbados ruidos de rencor; y la ambición de vivir... Al exhalar. No le debo nada al mundo ateo; o al mundo de Catsup. Ni he prestado amor al indefenso criterio politeísta. Lo material es lo que impacta al mundo por la corteza; y ahora lo tengo. -Tengo eso que se palpa y admira eso que predomina a cántaros por el ego del discreto. Una cripta donde descansa mi opulencia virtual. Pero ya no existe, ya no, mi único amigo que ha partido... y eso no se compra ni con la mejor plata subliminal. (Y se siguen yendo mis futuros leales para el desconsuelo inaceptable.) El ego no se inhala. Y la humildad no es préstamo del día. No estoy enojado con tú Dios sublime. "Si no con esta autómata decisión MIA ." Algo interno socava mi deseooo... ( al caer ) Qué irónico:¿ Iremos a parar al mismo lugar ? (¿ Des-paraíso, o: in-paraíso o no paraíso ? Ahora todos hemos partido... al paraíso interno. Admiro eso que promueve la vida ( y muerte ) -Ya no le debo nada a la esfera de polvo. " POLVO SOMOS Y EN POLVO NOS CONVERTIREMOS'' ¿Será mi consuelo literal el que habla? ¿Será mi lamento que en mis descomunales primas derrama un guijarro de reclamos para que lo busquen? Ya no estoy enojado con tú Dios ergónomo. Ya no estoy... Yo. El que te hablaba al oído subliminal. El polvo anuncia una silaba de consuelo. Al muerto en vida literal. (Milwaukee, Wisconsin.

sábado, 28 de julio de 2012

Lilas en el agua

Algunas veces
el alba se abre
de pies a caos
entre los muslos
de ambos. Al amar...
Encarcelando ese diodo
de preguntas sin respuesta.
Como si el dilema de poseer fuera
un sueño sin interrogantes. Al gemir.
El sol con su clérigo de pócimas exactas
al acaecer la luz, nos hace disyuntivas...
La vianda del yo sin ti
o inversa al agua tu...
nos atrapa la carne sin opinión.
Dedos al caer la noche en un fango
de equinoccios frágiles. Con gramática subversiva
no libera el ícono del habla.
Tu cintura desbocando mi ego
al hacerme humano o simple quejido
solapando placer sustancial nos hace justos.
A veces Nos sentimos. (siempre)
Si el mañana llega o no
deshilando el caos de mi o
el forte de mi clavícula: Endeble a un hilo de vida.
Al cabo sueño fue. Inspirando al fuego sobre agua de un ayer
creciendo por la ventana. Ahora.
Yo incógnito respiro ese mismo aire tuyo.
Por la indeleble boca que dice lo cierto
cuando se ama la flor o el cadalso.
Si me interrogas los huesos...? (bis)


6-10-2012
Houston, Tx
Keiko Matsui
Light above the trees

martes, 17 de julio de 2012

Los verbos del cristal

Estoy deteniendo mi rostro
por lo artificial...
Una luz inunda el absentismo de la sombra.
Ahora que escribo:
Colores naturales inundan esta selva de
frases sin actualidad.
Tras la puerta del verbo
se esconde solvente mi soledad;
la sustancia conjuga al tiempo sin definir.
Polvo de edad acústica sobre el eco sin hablar.
Y el trapecio reanuda odas de alcohol.

Si te añoro me convierto en vegetal.
Si recuerdo en rosas un florero me hinca sus cristales.
Si te me miro al espejo te desnuda mi piel y
el reflejo anda con sus reclamos.
Como un sendero al final de todas mis dudas en
cualquier lugar.
Me voy. Mejor te dejo desnuda donde estás.
Desnuda sin pronunciar... nos.
Tu adiós se hará mi costumbre... al no ver...te
pendiendo de mi intimidad. Tu lasciva quietud.

McAllen, Texas.

domingo, 4 de diciembre de 2011

afuera de tus zapatos azules


ahí queda el suelo sin forma
la planta lisa y el cuarto elástico.
El perro de la hoguera
que cuelga fríos de fango,
la tiniebla herida y
el corsé que nos engulle
el habla.
Ahí queda la incógnita: Tus sílabas;
¨Mis palabras eran tripas
sucursales del silencio" (D.B.)
Nos llevamos: El verbo
del ámbito que proclama esquelas
anunciadas.
Y todos ciegos o mudos, indiferentes.
Como alfileres baratos copulando la mente.
La vida es una contienda terrenal
en contra de la muerte idílica. O viceversa.
Las vísceras debajo de la alfombra púrpura
injertando mariposas en tus zapatos
haciendo puentes anónimos al interior de nuestro pecho.
Las cosas llegan tarde, tarde cuando:
¨ La mujer de helio¨ decide hacerse indeleble a nuestra cúspide...
Afuera de tu limbo hay paz incalculable
y en tus senos cada día perdura una metáfora de carne.
Nunca significaste ser de nadie... ( y todos te tenemos ahora afuera de tus zapatos)

Dedicado a Dina Bellrham.
http://bellrham.blogspot.com

Oklahoma city, Oklahoma.

lunes, 22 de agosto de 2011

serenidad del neón




Si algo queda al andar, es la huella que no engaña.
El episodio inconcluso
que no voltea anverso al asirte la mano,
el adiós del neón, ese pronto de hojalata.

La tarde se fuga cómplice de los labios
porque la noche llega sin negar un beso;
es equivocadamente otro mundo a escasa luz.
Un pañuelo azul, un te quiero rosa. Una contienda interior desteñida.
El pasado no llora, ni enfrenta,
ni sueña morder la costura tierna
al tragarnos el extrañar a pedazos
sin abrirnos la historia.
Devoro distancias acapela y llego al extremo de la serenidad
sin ti...
Pasa el hielo a volar la paja
que se esconde en una mirada ajena.
El guiño del ave que rebusca su anhelado nido.
El viento en verano aunque jure que el estrago
es una limpia rabiosa. Destello en el hueco del corazón.
La hoja desprende orfandad y muere desgajada
ahí por la secta de los gnomos injertos.

Es la época injusta que equilibra abrazos
justo en la mejor interioridad del beso desigual.
La luz pasa. El bombillo encierra los secretos de la calle a cuestas.
El tiempo alumbra con ceguedad de pintura
mi suerte... La ciudad de baquelita y la distancia.
La unidad de carne se esta muriendo
como una Camba herida a media obra sin terminar..
Yo se...
Si algo queda al abrir el trueque que no salda, es el camino desandado.
Lo real es muerte y el fracaso:
-Vivir y extrañar ... te, si algo queda antes de expirar.
Sin decirlo.


Joplin, Missouri.

domingo, 12 de junio de 2011

apariencia obtusa

Yo escucho la apariencia del ocaso
proclamando una búsqueda interior
dentro de tu ropa...

No temas... que encuentre algo secreto sobre tus pechos
y se muten mis dedos inaccesibles
ante el intento de lo palpable.
Surgen de tu confín esos cálidos contornos.
Lamiendo el efluvio de tus airados pezones.
Necesitamos esa perdición antes del primer sol.

Lo incógnito de la predicción y el deseo
nos delata;
es un acto obtuso que nos hace cosquillas
en la intimidad y se desliza. Al respirarte profundo.
Ven ámame sin dejar un lapso de hembra,
sin despertar el elixir de tu pena. Al amar eso secreto.
Para entregarnos expandidos en la boca de ambos. No temas al beso.
Ni temas al universo que nos reclama: Al unísono.
Yo escucho la apariencia del ocaso en un amanecer enredado
a tu lívido ( libido ) encanto.
Sin apariencias... Te amo.
Yo siento la apariencia del ocaso... en mi
y se aprisiona en ambos.

Miami, Florida.

domingo, 22 de mayo de 2011

metáfora a las seis

Se desvanece el ego del tiempo
en tu mirada frágil y estática.
Capturando cada isla de agua que
el tiempo refleja en cada minúsculo vaivén
de ese lago que no madura,
y predomina cautivo en cada uno de los dos .

Tu perfil define el poniente y
me absuelve de muchas penas...
y mi ascenso al añoro; Es imprescindible.
Tu presencia me dedica un atardecer en cada recuerdo.
Y te hago presa de mi lente oportuno. Para guardarte.
Se desvanece el aliento y la luz,
como envejece también el vocablo
saliendo de mi voz lejana...
Hace 20 años que
tratando de erigir un puente inviolable
que me una a ti de algún modo diferente al DNA
sin sacarnos de asombro. Funciona...

Tu visita cada año intuye esa fracción
de necesidad paterna que exportarás a los tuyos;
e importamos de la palabra, hijos.
No te alejes, ahora que estamos tan cerca de la frase
y lograrlo todo a distancia, es un índice del nos.
Se desvanece el ego del tiempo...
en mi austera felicidad.

Lago Burlinton, Wi.

sábado, 7 de mayo de 2011

atraco de zinc

La lluvia caía como enrejada de cristales.
Todas la gotas (no había una sola)
qué en vertical suicidio se demorarán.
Como tercas figuras desplomándose ante un Dios suelo.
Lloviznaba y llovía, y caían.
-como fierros inútiles, indios muertos en una conquista invernal-
Un atraco de nubes y de fobias,
cenotes abriéndose ante una ocasión.
Caían graznidos de ultratumba fluvial,
asnos de alfileres transparentes,
mulas insertándose en el lodo y en los parajes.
Discordias taladrando hojas
cabalgando en desembocadas mutilaciones ópticas
arrancando pedazos de notas (sonidos de ultratumba líquida)
un ventrílocuo crepitar
emulado por los cerros y las perspectivas.

Un intruso rayo arremetió su bastarda elocuencia
e iluminó el paso descosiendo la humedad...
Y me dije que: (Qué hombría )
al subsistir el engarce.
Saltando murallas invisibles y escarpadas
desarropando mis cuencas.
Como yendo desnudo a un funeral de desconocidos.

Yo con mis plomos de asombro,
ellas con su tono de zinc e incesante naturaleza;
blandiendo espadas, látigos de agua,
dándole puntapiés a los escombros y la incertidumbre,
insertándose oblicuas por las circunferencias de la abstinencia,
y los caminos rotos. Lamiéndonos.
Y yo vulnerable a sus antojos y a este bendito aguacero.


Albion, Pensylvania

miércoles, 4 de mayo de 2011

Premio Primavera de parte de Julio Díaz Escamilla

Premio Primavera de parte de Julio Díaz Escamilla

Gracias Julio Escamilla, por pasar la voz además de tu reconocimiento. Es necesario que exista un eslabón que nos une y a la vez nos comuniquen la palabra escrita de cada uno de los que visitan este espacio de todos y creado para todos.
Como fue condición una parte de la participación es, 3 mentirillas y 3 verdades.
Verdades: Muero dentro de una Metáfora, subsisto cuando vivo dentro de ella. Y la escribo al describirla.
Mentiras: Todos moriremos igual...
En nombre de Julio Díaz Escamilla reciben el PREMIO PRIMAVERA los siguientes Blogs amigos:

Dialogos de papel. http://dialogosdepapel.blogspot.com/

Abalorios. http://abaloriospvv.blogspot.com/

Espigas del Alma. http://espigasdelalma.blogspot.com/

En ancas de la razón. http://enancasdelarazon.blogspot.com/

Ladridos humanos. http://ladridoshumanos.blogspot.com/

Pasaba por aquí. http://simplementepasabaporaqui.blogspot.com/

Inspiraciones del alma. http://yolinspiraciondelalma.blogspot.com/

Corazón de rosa. http://corazonrosal.blogspot.com/

Precisamente de lo que no se habla. http://deloquenosehabla.blogspot.com/

Pensamientos en ámbar. http://ambaringles.blogspot.com/


Gracias a todos por cada una de su visita, esto es para Uds.

sábado, 30 de abril de 2011

cuando el poema se hace costumbre



¿Quién te acompaña soledad?
¿Quién roe los barrotes silentes de esta calma
que se pudre como el humus?

-Ya los árboles mudaron de piel
y su hojas engrosaron las filas
de esa tendencia masiva,
cuando se encarroñan por los altares
de una cuesta por la avenida.

Las golondrinas egresaron al sur,
arrendando su nido al átomo alado
de una pizca de viento frugal
en la logia de un techo sin dirección.

La ciudad sigue su marcha elástica y seductora,
alzándose por los edificios
con sombrillas de sutil monotonía.
Yo aquí,
sigo con la mirada perdida
parchando mi silueta ajada;
engrosando las filas
de una muchedumbre real y esquiva.

La vida...
si que es complicada:
Unos queriendo olvidar y sanar esas viejas heridas.
Y yo abriéndome el pecho
para desangrar mi entereza en un conato de poesía.

San Louis Missouri. Missouri.

domingo, 17 de abril de 2011

secreto de ocasión

De su boca sin pintar
salió un beso secreto hacia la mía.
Escondía desafíos
por un momento de los dos.

Sin decirnos temores, hablamos como recuperando
vacíos con necesidad de ser llenados sin rebalsar
hasta su límite y sin el.
Nos abandonamos en la caricia de una noche vaga y temprana.
Nos escondimos en lo etílico del fuego sin quemar sus laderas
y el tenue temor de un bombillo como testigo ambulante
nos alumbraba con recelo;
alterando la síntesis de la piel y el cuerpo adentro.
Yendo indecisos por la hora del bar,
nos bebimos el tiempo inadvertidamente, como suele pasar...
Nos envolvió la soga de un desprotegido abrazo
circulando la debilidad de nuestro inocente acto;
dándole al oído esa inusitada proposición, que ya se anunciaba.
Nos coincidió el cuerpo y el fuego. Y las laderas se ausentaron sin pronóstico,
cuando esperas de ella solamente un encuentro casual...
Comunicándole al mundo sin hablar
que la palabra no suele decir nada
si no esta escrita en un labio de abril
o la sílaba se esconde en un buró sin nadie detrás del papel. Escrutando.
De su boca sin pintar salieron muchos secretos.

Sarasota, Fla.

miércoles, 13 de abril de 2011

ancestros del grupo

Ha pasado otro año
como aliciente al bolsillo de crisis
aledaño al consumo masivo de nostalgias.
La verdad. La historia consume
al grupo indefenso de virtudes.
Las ramas desnudas balancean su debilidad
sobre la hoja inexistente... Es verídica fuerza.
Su voz lejana hace alardes
aquí en esta trivialidad que nos separa en vida.
Lo real es distinto, consecuente. Consume
un reto de esperanzas.

Se remienda sola la tarde
de un copo gris aludiendo su intimidad
yendo por el desamparo de los dos.

Yo te quiero aún, mientras otros recomiendan
atroces virtudes sin decirme nada- Tarde.
Me lo digo...
ha pasado otro tiempo. Y te sigo. Amando.
A toda certidumbre temprana. Pero que tarde eres;
trivialidad...

domingo, 3 de abril de 2011

camino al beso


He vagado por esta tierra que me anida
en cuarzos de fatiga
y lienzos de postergada incertidumbre.
Y tu en el horizonte sin saber.
Los cuatro puntos cardinales han sido puntos
nada más, inalcanzables a veces. Pero he llegado
al extremo, sin temor, ni fragua que me desaire
o arte al comparar agua y luz. Un discípulo de mies.
Sin aliento casi. Sin cláusula para pronunciar.
Porque me atraes, y atraes.
Pero continuo mi silueta, sin desvencijar mi ruta
sin trazar senderos aledaños al flaquear, mi dislocada penumbra.
Porqué; sé que te hallaré.
Sé, que la virtud no reprograma nada
y la verdad la tenemos sin pronosticar cedros de un edén.
El beso de bienvenida borra toda ironía y la sed de despedida.
Pero tú me esperas.
Y allí estabas... Frágil y dispuesta, fuerte y... exhausta de esperarme.
Ansiosa de querernos como solo lo dicta
esa fuerza desconocida que nos ata a ambos;
de una manera impredecible.

Sé que te extrañaré ahora que partas
como se extraña al descanso al partir la fuerza y
el beso al labio que invita fuego al ceder su ocaso.
El beso que invita a quererte tanto.
Sé que te extrañaré lo sé...
Con seguridad lo sé.
Como si faltara Marzo en el calendario.

Miami, Fla.

viernes, 25 de marzo de 2011

Bahía


El día proseguía
con su baño glauco sobre las olas.
Deletrean vaivenes a cada acoso:
La rima del viento que resuena sobre el vértice
de cada vientre absuelto de promesas y encuentros.
Tu y yo.
La arena justa en su estático mundo
declara un legado a su antojo.
El sosiego de perderme entre su espuma
nos delata. A ambos.

Yo diría: -Te amo sin que nos acosen
hasta la media noche. Aun no siendo yo,
lo suficiente para unas horas.
El tiempo seguirá sin nombre de autorretrato
por el doquier del mar. Ante las olas.
Posando estamos ante el juego paralelo
de la cámara que nos hurta un instante de la vida
con anatomía incógnita de tiempo.

Y el aire sopla y sopla
todos los contornos de lo deseado,
la copla del que visita la hora acostumbrada,
queriendo deshilar su presencia en ironía y
los cuerpos.
Sin que se escape nada. De lo interno.
Y tu de mi lado.
La tarde se anunció... sin perseguir a nadie
y a todos.

San Petersburg, Florida.
"La ciudad donde brilla el sol"
03-17-2011

domingo, 6 de marzo de 2011

piel a la deriva


El argumento de la piel se disipa por el agua.
Solos
nos mordemos la ira de los peces al ir cavando la corriente.
Cuesta arriba
nos duele el ir flotando
envueltos en un genérico río.
Cuesta bajo
se deshila la secuencia regalando heridas
sin que nadie nos cure esos labios de locura.

Hoy es viernes
y se alarga como etérea semana entre las cosas:
Un día perfumado sobre el vientre,
un acetato bajo la duna,
un diente magro al ajo y sus nudos,
un escorpión a la orilla del espacio,
un desdén por los filos de tu anglicismo.
Un siglo por tu anatomía.
Hay otros que presumen algo interno
como copia del sustento ajeno
comparando sangre por el tiempo...
Hombre a la deriva... el sueño es algo inevitable de cualquiera.
El argumento de la piel se disipa por el agua.

Knoxville, Tennessee

sábado, 26 de febrero de 2011

peligro al amanecer



cuando el sol se quitaba su antifaz
hubo peligro por lo oscuro
y en el lago hubo exquisito combate.
Invadió mis ojos con su desnudez
encendiendo el agua en fosas de ocasión
quemando urnas al amanecer
hasta adentrarse en lo eterno de la edad.

Y se evaporaron cosas cuando moría el cenit.
Creando un color diferente por los abismos de sangre
en un pocillo natural. Y el añil de las olas me gritaban
en un trance de oblación…

Fuimos despacio hasta encontrarnos
como un llanto inútil en impróspera queja
hasta el prefacio de una secta literal.
Como agua bilateral atravesando eternos ángulos.
Fue cuando mis manos, saturaron de letras
lo inhóspito de esta página acústica.
Y al espacio en blanco se mudo la tinta del amanecer
hasta llenar mis dedos de un espejismo en mi soledad… Fuimos despacio.
Los dos. Yéndonos.


Cudahy, Wisconsin.

sábado, 19 de febrero de 2011

eco este



Y me enfermas con nada soledad
estando con todo lo mío... y sin nada de ti.
Con todo lo tuyo en ausencias.
- Abrumando por casualidad esta mente absurda
que piensa y piensa con fragilidad.
-Y me implora que te busque
para saber si existes dentro de esta costumbre
que me hace titubear, sin que estés-
Indago lo verídico del viento
que sopla un aroma secreto de jueves por media noche
desmembrando cierta intimidad.
Soledad es un abismo
que nos hunde en abstracta humildad
o irreal tendencia.
Talvez es un grito que me separa por milésimas
del éxtasis de tu perfume o que se yo.
-La verdad de estar allí
donde tu beso se hace gasa
que arropa mis labios. Atrapándome en letras
por esa discrepancia al no sentirnos en distancia literal.
Delato mi ausentismo diría.
Porque ya no te toco en realidad. Ni tocas mi locura.
Y la idea que me separa del yo.
Corre por las arterias del nos, donde morimos hambrientos al saber
que distantes vivimos, sin los dos.
Ahora soy frágil como un sorbo de sangre
que no bebe ni el mártir,
ni lo eterno de esta guerra interior
que progresa en dilemas. Y...
solo corrompe las venas del que admira una tristeza
al pasear tus huellas sin pisarlas más.
Es la secuencia de sobrevivir
con un atuendo de carne hilvanado al vicio
y la idea del que no sabe cuando ha dejado de ser él.
Podría decir
que no vivo ya sin ti al igual que antes...
podría decir que morí hace tiempo
sin siquiera existir.
Podría decir que la muerte es beneficio
cuando el alma iliterata de recordar ya no quiere instruirse.
 
 
 
Milwaukee, Wisconsin.

jueves, 10 de febrero de 2011

ciegos predilectos


 
Cuando mis vacíos externos
no conocían esotérica profundidad
y los esclavos eran mentas de la especie.
Yo creía que no existía amor.
Era solo un fuego que ardía por el resplandor del caos
que dicta un adiós ;
-elegía sobre el néctar de las cosas y
el eclipse del acto.- No sabía qué decir?

Nos recostamos si, por la fe de un creador
sin saber el termino exacto de amarnos
o si vivíamos queriéndonos en abandono casual
algo eterno.
Brotamos del mismo pensar doliéndonos algo supremo
por los vacíos del que expira en dolor.
Como si fuésemos ciegos predilectos
atados al burdel del vicio nocturnal;
viéndonos el deseo que nos unió vilmente
por todo el amor que despreciamos ahora .
No fue nacer con oxígeno en los poros;
ni menos con algas en el océano del verbo al querer.
Solo fue la causa íntima de un pobre al amarte
ni el ego del resguardo a la atroz fantasía
como si fuésemos pronostico de una lección.

Porque vivir era opción
y morir la lógica que nos arrastraba sin tregua y rechazos.
Ganando espacios poco a poco
hasta perderlo todo de un tajo. Amor.

Milwaukee, Wisconsin.

domingo, 30 de enero de 2011

Composición anónima

A veces mi mente se queda en blanco.
Y la nieve remeda su color. Como costumbre asociada.
Sabiendo lo que siento aquí en el fondo al tiritar. Solo. Sin tu causal entrega.
El lago cimbra con su látigo natural la esencia.
Agua en composición
bajo el vaivén de sus gélidas olas
descomponiendo la costumbre de verte anónima.
A veces mi mente vacila al hecho
como el método lo hace a toda hora en invierno,
sin mejorar la estadía del quejumbroso ritmo.
Algún día me iré sin reclamar espontáneamente;
pero el dolor asociado se distingue sin demandas
a pecho abierto.
... Siempre te extraño. Es algo que llevo
a pecho callado. Gritándolo siempre en este interior que se disipa de algún modo.
En mis letras indiferentes...
A veces mi mente se queda en blanco. Pensándote. Sin remedar a nadie .
Siempre. Y solo veo caer la nieve. Solo.


Milwaukee, Wisconsin

sábado, 22 de enero de 2011

larva de piel

No puedo realmente decir
si el inicio de este escrito es el final
o si el final de este verso es el inicio frugal
de un equinoccio anverso.
La cronología del texto
se adhiere a un pedazo de rima, verbo o sedimento.
-Donde el tiempo se aprisiona en cada larva extinta de amor.
No puedo realmente decir si tu me dejas una huella en cada atardecer
o solamente es el sol que con sus querellas
atiza el fuego que se apaga hoy en nuestro pliego.
No sé, no puedo decir... a tiempo,
solo puedo argumentar callado y
con la íntima pelvis que hilvana un atardecer:
¿Moriré sin protestar? Porque así lo quiere la vida o el destino.
¿Será la muerte mi aciago destierro?
No puedo realmente absorber:
Si el final de este escrito es el inicio que implica el percibir;
la vida es solamente transición de carne.
Un veneno que nos suele persuadir
hasta el momento cumbre; donde
el respirar se disuelve y volvemos atrás...
Al fondo del episodio que empalma tierra y necrópolis.
Atrás o allá. ¿No importa?
Sin un motivo real la vida es solamente:
Trotar descalzo, ausente de pies.
Es morir sin saber lo que realmente nos distingue
del cuadrúpedo y del erectus.
-Es heredar tus genes con todas esas impurezas
sin una pizca de tristeza. ( Hoy a las seis )
No puedo realmente decir, si somos una larva en proceso de extinción...

Green river, Utah

domingo, 9 de enero de 2011

juego de hojas



Sol que habitas muerto
por esta tierra encarcelada de arboledas.
Alumbra con tu ceguedad de ozono
por cada hoja que se ausenta en cada rama día a día
de tu equinoccio y redondez.
Sal ahora que el invierno
nos otorga esta inquietud pagana
por la fotosíntesis desmembrada. Una ocasión.

Sol abúlico que pernoctas aguas raras,
en el desierto del ego y el epicentro noctívago.
-Lo ácido del delirante suplicio-
Yo te admiro en mi auténtico desquicio. Solo.
En el reclamo desenfundado.
No te vayas Sol en trance, ni murmulles mi discordia ante la gente.
Sal y deja verte como una ola de luz que despoja
mi timidez vehemente a esta hora tibia.

Muere por el tragaluz de las nubes
ostentado esa oquedad ajena.
Sobrevive límpido por las horas callejeras
que reclaman brillo alterno cada tarde que nos aparea. Una débil sonrisa.
Juega tu juego muerto.
Sal y deja que me embriague con tu alcohol.
Ahora que soy abstemio. Sol.

La porte, Indiana.

viernes, 17 de diciembre de 2010

afonía del espacio ( en navidad )

  Cae un silencio
escoltando la brisa.
Enmudecida de trinos,
callada de hojas.
Nieve y copos resbalando incipientes en cornisas.
- gélidos despojos-
Apaciguando la hierba que yerta se moja-

Entra una luz grisácea
por la hendidura de techos
desgarrando afonía al espacio.
-Delicadeza y premura
cuál hoja de acero afilada
exclamando agonía-

Cantan los pasos sonoros
y el mullir de la nieve,
quebrando la tarde en repliegues;
acicalando un frío cobarde.

Soplan los vientos helados
al sentir el invierno en sus venas
silbando entre élites que bufan.
Atizando un fuego que no arde.

Milwaukee, Wisconsin.

sábado, 4 de diciembre de 2010

puerta al vientre



Confesar nos es debilidad.
Solo es cosechar sin fruto en su ausencia.
Y tal vez , bajar telarañas del techo cuando comunicamos un dolor en letras y un sabor amargo a cualquier hora.
Es escribir sin que se acabe la necesidad
de exponer lo que nos pasa, cuando se le extraña a ella.
Es murmurar en símbolos
para asiduos lectores adictos al drama textual.
Confesar: Es remedar mensajes entre líneas
para los que leen entre comillas
y escuchan quedito lo visual de la voz: de una tinta en vida.
Es aguja que cose la sumisa herida
de cualquier malversa envestida, corrigiendo despechos después del avalúo. Tocar la puerta falsa del desvarío cuando nos dejan por ahí un descontento esas separaciones sin costura.
Es una costra que nos cubre en transición
de noche y día por la casa.
Donde la cama es un liquido incipiente que cura lo vulgar del instinto.
Donde se descansa el deseo afrodisíaco
al desmembrar los cuerpos de la vestimenta sexual.
Donde nos revolcamos por las sabanas del texto
hasta el extremo sensual de esos días. Emulando frases del corazón
que nos quitan la cáscara de humilde y nos indican algo; después de hacer nuestro último recuento de intimidad...
Confesar:
Es exponer el caos y asegurar la victoria de exponernos ausentes por casualidad, basados en desuniones idénticas.
Expeditando eso que nos consume
y reintegrarnos al revelar la exacta vena que desangra.
Es la razón y el músculo que me unen al hueso del recuerdo inusual cuando ella ya no está.
Aunque mis letras la persigan por ese vacío consonante sin importar.
-Lo que pasa al voltear la esquina-

Es la replica de las vocales que me dicen
de que te preocupas si ya no es tuya en texto y orgullo. Yo digo:
La separación es metáfora de algún modo y por toda la razón. Reclamar no significa
que lo perdido y encontrado haya sido de tu pertenencia.
Tal vez recordamos con cruel franqueza:
Que morimos como principiantes, cuando revivimos el experto pasado.
Confesar n0 es debilidad...


Milwaukee, Wisconsin.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

platea del sismo



Nunca podré olvidarte
tal vez. -creo-
Y no es desconcierto que en naturaleza de argumentos
unas lágrimas ahí asomen por el iris melancólico de este día.
Y con disimulo caigan en estos versos;
refrescando lo árido de mis memorias.

Nadie puede culpar que sienta,
ni suprimir ese instante por completo;
más despierta en mí toda esa voluntad de indiferencia ante un hecho que acosa
cierta parte obvia del recuerdo.
-Tocante a esa inapelable historia-
Y si alguien con apático énfasis
me dice: La tristeza es esa imperfección
del alma que no deja ser feliz completamente.
El día que mi mente se quede en blanco
y el sístole de mis vivencias se detenga.
Entonces diré: "Alcancé la perfección."
Nadie puede culpar que sientas.



Cincinnati, Ohio.

sábado, 16 de octubre de 2010

La danza de la sangre



Estoy...
sin encontrarme en esos lugares exactos.
(Y en ninguno también)
Deseando obtener una muerte perfecta.
-Porque, me lastimas más y más... -
Y nada instantáneo ocurre.
Estoy recordándote por el vértice de algo.
-Existiendo en el fracaso de una obra inmaterial-
Tu imagen viste la moda del dolor
en una herida absurda y oculta.
Desangro utopías sobre una trampa real, yo diría.
Sintiéndote estoy... Amor, amor,
por la costumbre de la vida sin ti.
Hurgándome las llagas voy, para no perder la sensación del dictamen.
Mis huesos te pronuncian y se quiebran
entre rituales que te recuerdan
como una danza obscena y solitaria por doquier.
-La soledad es una línea ajena
que repta por las lagrimas de una queja masiva
cualquiera. Alguien dice.
Pero nada ocurre; nada.
-Como la sombra del vientre en un ocaso de látex
o el destino de las aguas-
prostituyendo la hipnosis del holocausto onírico,
hasta desencadenar su magia verídica
en una mar cualquiera de otro planeta.
Nada ocurre...lo sé.. Y nada significa terror.
Estoy y no, sobreviviendo.
(Besándote en mi interior)
Escurriendo lo que me duele por esa grieta
en un pacto abierto y estelar.
Adentro existe sangre hostil y perfecta ... Pero nada ocurre.
Y la nada se convierte:
en todo esto que me delata tu insuficiente desnudez.
-Los símbolos de tu cuerpo
describen mi deseo de morir por ti a cuestas
aferrándome sospechoso a la vida.
Y nada ocurre en esta imaginaria vida ...
Nada estelar, ...
(Estoy sin encontrarme en esos lugares exactos)
 
Cincinnati, Ohio.

viernes, 17 de septiembre de 2010

líquido verbal


Me has llevado
hasta el fondo del cenagal
y a las dagas del paraíso.
Hasta las fauces del
drogadicto que asume un fenómeno
sin identidad.
El alcohólico que repta
por las calles y sabe quien es.
(pero toma para olvidarlo)
-Junto con tu verdad-

Beber es mi palabra; y
el éter de mi boca se libera,
reorganizando euforias por mis venas.
Desorientado a mis pies por esa gloria artificial;
donde puedo llamarte historia
o simple trago que ingerí gota a gota
sin temerle al vicio de perderte.

Fuiste mía como una copa de celos,
una parte del ego donde nos quisimos con precisión
hasta ingerirnos por nuestro asiduo elemento.
Como el liquido que nos moja en Mayo
o al cruzar cualquier tormenta.
(Estrujando al corazón de pies a fiordo)
Me has llevado hasta el fondo de tu gloria.


Boston, Massachusetts.

sábado, 28 de agosto de 2010

Composición etérea ( o mortandad de perros )


La nostalgia es para mí,
un hilo que se rompe
en el extremo más fuerte.

Es como una ola:
La cresta curvilínea, su ondulada petulancia
se levanta, se enrolla... y se estrella.
El consuelo final: Espuma.

Es el concepto de una uva escogida
ovulando cosechas en: Sauvignon, en Chardonnay o Merlot.
Final: El cáliz, el sacerdote y el trago.

Es la herida consagrada,
con la ponzoña del amor y el apego.
Es esa abertura que deja en el alma
en proporción ilimitada por donde se escapan:
La pasión, la ira y la impotencia.

Es el campanario sin péndulo
donde repica una nota exquisita de dolor.
Es el rocío etéreo disfrazado de lágrima
que cae sin festejos, por madrugadas lánguidas y heridas.
-Que cae porque es tiempo de recordar-

Es tiempo de amilanarse al espectro furtivo del amor.
Al índice de la soga y del epitafio,
al extremo del sepelio; la oda de los cuchillos, la navajas
y de las balas.
Es tiempo de romper en mil pedazos el corazón y los poemas,
las fotografías del matrimonio, lo cursi del sollozo.
El epílogo de la historia.
Y consagrarlo en un suicidio.

-Es la sangre de hombría que se coagula por ventrículos de desamor-
*(O es la ineficacia afectiva del perro. - Por eso solo tendrá concubinas?-)*

La nostalgia para mi tiene dos componentes:
la cicuta y la vasija.
Más no se bebe por nostalgia, si no porque la nostalgia nos hace líquido y trizas.
-Y como algunos tenemos instintos caníbales.
" Nos mordemos el alma y nos bebemos el llanto"-

*Benditos los irracionales que no tienen alma,
si no... hubiese un diluvio peremne de nostalgias y una mortandad de perros.*
La nostalgia es para mí:
Un hilo que se rompe en el extremo más fuerte...

Milwaukee, Wisconsin.

miércoles, 21 de julio de 2010

la falange del credo (je même t'aime)



Lo que me dice la mente a veces
es algo extraviado y letal de algún modo.
Un instante popular o ajeno, la sonrisa menguante,
adhesión y contactos, besos impropios
haciéndose ajenos .

Te idolatro en visiones sin mendigarle al mundo
nada de mi incauto proceder.
Es de cualquier modo una victoria en frases morbo digitales.

Porque el pensamiento vaga inoportuno
por el tacto hipotético
y la cabeza es árida a veces merendando
escuálidos pensamientos sin gozo.
Las hojarascas son vientres ajenos de un arbusto
que nos delata lo azul.

Y los artefactos de mi felicidad
me hacen pensar de pies a cabeza
por subsistir cada derrota y contienda.
-Como dice toda canción que inicia:
"Cuando te recuerdo… me olvido de todo lo demás
y no me puedo ubicar.
-Aunque jure que tengo una memoria aguda."

Milwaukee, Wisconsin.

sábado, 10 de julio de 2010

cuerpos de la calle


Ahora que ha llovido:
Ha quedado un olor a nuevo en mi memoria.
Un color seco en mis pupilas,
una fragancia de secuencias huecas
chorreando por las alcantarillas
y un cuerpo de agua sin diluvio .

Anteceden por mis ojos de tempestad:
Un olor a tierra limpia y lavada
engranando cosas por la elite de mi ciudad.
Un olor a polvo viejo lavado de autobuses,
un diantre a ropa húmeda por el barandal
y un desquicio seco por los cuerpos de la calle…

Un tono azul se restriega por el cielo
y de las fibras del espejo
se estiran sombras invisibles
tirando de unos hilos: son perros sombras
con antifaces de piel.
Patronímicos de sombras que halan hombres con perros …

Una esquina se lavó la gloria de un polvo entumecido
enmoheciendo los dedos del sol;
las grutas del paraíso huelen a cosas sin luz…

Alzan las manos su piel al salir el sol
queriendo arrancar del aire el opio de su aroma
para inyectárselo a las hierbas desde el tallo,
al árbol por su agonía , a las aceras y al fango
y untarlo en mis suelas de traficante.
Para oler juntos con la tiniebla:
A cetros, a cántaros de aguacero y a zumbidos,
a plumas de egolatría
por la costra de la avenida,
a gotas de silencio embravecidas
por los cestos de agonía

Que nos inunden los oídos por el norte
el fiordo de las nubes con gotas de filosofía.
Para oler juntos por las escaleras y a peldaño.
-A vida nueva sin mudar de muerte este día…

Milwaukee, Wisconsin.

jueves, 17 de junio de 2010

in memóriam

En este día de los Padres.


Y me preguntas... ¿si recuerdo?
Recuerdo tus empalmes
por la hora cortada de las ramas
y del fruto del café,
el color fútil de las piñas,
de las naranjas,
de las ballenas de asfalto,
la hora del silencio y del volcán.
! La hora del horizonte !

Las arremetidas al diario
consumiendo una taza de guitarras a la valenciana,
descubriendo de sus norias un trago fértil de tu voz
-con notas y ron-
por la ensenada del río
que nos vio,
que nos cobijó en dos renglones de agua y uno
de fe.
Te miré como el navegante
surcando la intemperie:
!Faro a la vista en medio de la tempestad!
Te miré como el libro abierto.
Y en cada margen tu autonomía
el Docto iletrado sin dejar un párrafo para merendar.

Y te dí un abrazo fuerte,
fuerte que se estrujaron nuestras distancias
donde nos rendimos los dos
en el ocaso... y en las vespertinas fugas
hacia la cumbre de una razón.

!Pero te escapaste!
me desligaste de tu escape,
te escapaste de mi único escape.
-¿Recuerdas?
Ahora me llevas tu la delantera.
Espérame que pronto inventaré un motivo terrenal
para estar los dos en la gloria
de nuestros escapes...
Y me preguntas... ¿si recuerdo?
recuerdo tus empalmes
por la hora híbrida de ajedrez
y el séquito de la victoria,
tertulia en los ocasos por la derrota de la luz.

La hora del silencio y del volcán de agua.
! La hora del horizonte vagando profunda en tus pupilas !

En memoria de mi Padre.
Palín, Escuintla. Guatemala.

Grand Canyon, Arizona.

domingo, 16 de mayo de 2010

escritor de fantasmas



gotas asimétricas
caen por la ciudad
como ira acomodándose
entre dos
gotas en asimétrica orfandad
liberan de su piel la urbe extinta
justo cuando:
Te extraño sin rebeldía...

Gotas asimétricas
caen
a mi lado extinto de ocasión.
Me gasto un calor extraño
que me nace en el pertrecho y el delirio
al no verte.
Nunca he dicho hazme ...
nunca diré te hice ....
nunca te dirán nada.
Gotas asimétricas nos conmueven en exilio.
Mi lluvia es secreta y ególatra.
Porque solo llueven fantasmas en ciertas latitudes.

California, Los Angeles.

viernes, 23 de abril de 2010

Puerta L


El tiempo tomó su cabeza,
su cerebro es un alpiste en la noria;
un enjambre de masa sicodélica junto
al arco iris de sus cejas.
El libro camina sin espacios
por el puente verbal de las líneas
para nunca regresar al polvo de sus labios.
-su voz es un plato limpio,
un árbol que arrancó de raíz la hoja equis...
El espejo del armario refleja
una lítica verdad que vive por sus ojos de cristal.
-Y el gato del vecindario
es un látigo magro que maúlla al demente callejón.

Bajo la cama, por las sabanas autistas,
por el capítulo de la almohada gris
hay un cementerio que pudre sus mentiras abreviadas.
Un café evapora fantasmas por la taza del diez.
Sus temblorosos dedos arriman un bocado de tiempo otra vez
hasta su diario de locuras;
dos aupan parpados por la intimidad.
Y.
-hay medicina sin receta para sus pelos viejos-
Mundos de nada se agrupan por el ego de los dos.

Mira por los ojos de los demás, cuando los cuadros que
perfilan
tiempo ido, tiempo inmerecido,
gente encarcelada en ídolos de sepia y papel:
sostienen fotográfica quietud…

-Su juicio es una farmacia sin puertas. ( HELP)

El tiempo tomó su encierro de piel...
bajo las letras,
bajo sus dedos,
bajo el estertor .

Los Angeles, Ca.

sábado, 13 de marzo de 2010

Geometrías del lenguaje.



Hoy la nieve se cuaja
como vértebra árida en toda soledad.
Cubriéndonos los espacios inhóspitos de afuera.
-Arropándonos la espera y el juicio-

Hoy la eternidad suple su andamio
(en) fatuo equilibrio,
la rebeldía del alma ,
...la hojuela que zarpa desde el lenguaje.
El beso que flota.
.
El delirio desala espacios convexos.
El vaho que desquicia la penumbra; nos hace señales. Y...
la nieve hiberna en pocilgas. "Multiplicándonos".

(-El ventanal tirita por su geometría-)

... La nieve aísla élites fanerógamas.
-El eco del dedo señalando al desconocido
horizonte. -mientras-
... Yo te admiro.
-Es utópico: Recoger pedazos de aire y escombros de un agujero.
Guardar el aroma que falsifica: Acostumbrarse o
balancear telarañas en el cráneo del vicio. A solas.
-Es inútil: Sacarse la costumbre a diestra.
(Taparse el miedo o esconder la genética de amar)
- Sin ti.
-Es imposible: Volver a nacer de contrabando.
... Hoy es útil y posible: El escribir... te.
(Cuando la nieve cuaja su ególatra intimidad; como ambiguo extraño)

Milwaukee, Wisconsin

miércoles, 17 de febrero de 2010

epílogo de estambres


( cuestiones médicas )

¿ No sé que hacer ahora ?
La vida me ha prestado un tiempo más.
"La muerte me ha desconocido por un transcurso de abucheos"
Vivo en el albergue de los huesos y el cartílago;
vivo tranquilo bajo el impacto de una noble píldora.

Cada secta de hambruna, mi cuerpo la predice
sin sentirse opaco.
- ¿No sé qué hacer mañana ?
¿ Si el tiempo es prestado?
¿Si la noche nos merienda a minutos...
o si las horas asumen su producto, cual cosecha diaria?

¿ No sé qué hacer ahora...?
Con el páncreas agridulce o el hígado prestado
a pesar de mis incertidumbres como humano armado de un hilo ajeno.
¿Si mi amigo muere a lapsos o predice su victoria...?
¿Sin rencores, prescripciones médicas.
Si mantiene el limbo errante en su mujer. ?
¿ No sé qué hacer mañana?
¿ Si mueras tú primero, amigo, o yo retenga mis retinas al ocaso?

No te alejes compañero ahora...
No te alejes...
¿No sé si respire por el limbo?
o la insipidez del Congo se independiza a migajas.
Los huertos no sobreviven el invierno aquí en Wisconsin
pero replantan primaveras en todos los sectores...

¿ No sé qué soñar en este epílogo de estambres?
¿Si desquiciarme absoluto a la muerte?
o vivir a tientas sin que se note... la vida.

Dedicado a mi amigo Sam Martinez que lucha fructuosamente
contra su enemigo " Cáncer" !Bravo por tu coraje hermano!
¿No sé qué hacer en el futuro... ?


Milwaukee, Wisconsin.

martes, 2 de febrero de 2010

hipotético



encuentro el conformismo indeseado
allá en el universo opuesto.

No sé, que me hago en estas noches;
si al clavarme estrellas en las uñas
sucumben alegrías insolubles.

No pretendo en poesía aislar escombros
de algún intento a la deriva.
No sé que le hago a estos días de furia:
¿ Estragos en las letras ?
¿Mantener la cordura en tu ausencia o
hacerme gajos la herida en un ácido invierno?

No sé que me hago estas noches de supuesta lividez.
Altitud de copas no se mide con bebidas
ni el apego se protege con cinceles.
-El pesar de la fatiga es cuando la mente desfallece.

No sé como instigo al mismo tiempo
al describir tu indiferencia en papeles:
¿ Un suicido literario o las líneas remedan su postura ?

Milwaukee, Wisconsin.

sábado, 23 de enero de 2010

poesía transparente

veo temblar el cielo,
veo caer descalza la mar,
veo verticales de agua muerta
deshilando sus hilos cristalinos, descosiendo nubes.

Veo resbalar llanto de cristales
y ese líquido genérico que remoja los contornos:
de la tierra, del estupor. De la embelesada causa.

Ya nada detiene el acaecer
se desmiembran sus ojos y sus blandos párpados se remojan.
Al caer escarba el suelo con sus uñas de gotas
mordiendo los paraguas, las banquetas con sus dientes de a chorros.
Un racimo de aguas
cae maduro de péndulos, de brisa,
de él,
de monotonía de átomos, de oraciones hincadas en el lodo.

!Escucho un suicidio relampaguear!
y miro caer sus huesos transparentes.

Lebanon, Indiana.

sábado, 9 de enero de 2010

página nocturna



La noche iza
un periscopio de piernas largas.
-Sobre el tropel de los claroscuros:
caen la nieve y sus migajas...
mi inquietud tirita;
son las diez de esta lápida nocturna
donde un niño come el pan suave del tiempo
pasando impecable
sobre esta nuez de metrópoli.

Mis vocablos se desuellan,
sangra la piel blanca
hurtando la equivalencia
de este desierto demográfico.

Vástagos de hielo a hinojos
batiendo etéreas alas
por el doquier de esta inquisición de ahora.

Mañana:
me nacerá una cristalina cicatriz
y una costura de agua
reptará por el alba de mis labios.
(Timidez sobre los barandales,
trazos blancos sobre este vacío escéptico)

Benton Harbor, Michigan.

sábado, 19 de diciembre de 2009

soga uno


La luna asume cualidades este día
presumiendo su lado azul,
y blanco
y brilloso
y lácteo;
su lado obeso, circunda mi flácida tristeza incolora.
Y seguimos blindados del corazón
cubriéndonos el pecho inmaterial
con cosas y palabras que esperamos
sacar de una caja de hipnosis colectiva.

Hablamos a medias en nuestra intimidad
como una soga de odio sin ejecutar
salvando a cuestas la memoria y el pellejo
por temor a desbocar la idea que nos indulte.
Porque somos nuestro propio olvido, imposible.

Afuera se queda nuestro intento de no fracasar
y adentro nuestro fracaso trilla cualquier otro empeño.
La luna asume cualidades este Diciembre
presumiendo su lado etéreo sin discernir.
Yo me quedo cavilando en lo ambiguo del color que nunca muestra; como advertencia.

Milwaukee, Wisconsin.

lunes, 7 de diciembre de 2009

giro nocturno




entre tu desliz por el cuarto,
la sustancia de las sombras,
el desquicio austral
de las sábanas del cuerpo y
la suavidad elíptica del tiempo:
Giro...

De tus laberintos exteriores
ingiero licor de geometrías,
labios de inhibida insomnia;
solidez abrupta sobre tus pezones
como un duelo descalzo.

Acecho tu contorno abismal
y me injerto hasta las profundidades.
Un atuendo desenfrenado
deshebra los cabellos de la luz,
incidencencia, catarsis...
-Piel que nos anuda por el aire y los rincones;
gritos que nos muerden el éxtasis de la raíz expuesta,
compás que nos aprisiona la retórica;
liberándonos...


Milwaukee, Wisconsin.

sábado, 28 de noviembre de 2009

sopa a las diez





La vi escalando por el ventanal:


Era la hora del sol
escudando botines como un ladrón fugitivo
amaneciendo sobre la mesa y el cristal;
un guerrero añil por la costa
vendiéndome su guerra y qué se más.

Disparó su fusil a las seis:
Hiriéndome con su síntesis sobre la niebla
dejándome ser yo al amanecer
cuando quisimos ser, sin haber vivido nada aún.

Me quedé aquí:
bebiendo de mi plato azul sobre las olas,
comiendo una ojiva de su luz.
Y el horizonte esquivó su nido, cuando nos dejó
ser ambos; a través de las nueve y cincuenta y ocho.


Milwaukee, Wisconsin. 

miércoles, 18 de noviembre de 2009

prisión alterna

Me atrapa el ámbito
de esta noche:

En su lúgubre posada
no hay más que unas camas grises,
unas sábanas sin piel,
un almohadón que consuela
un puñado de estrellas cansadas y dulces.
Sus paredes acarician la sombra y la eternidad
atrapando de nuevo
mis blandas y habituales heridas.
-a veces creo que la noche añora la libertad de mis quejas y la autonomía de mis quimeras.

Salt lake city, Utah.

sábado, 7 de noviembre de 2009

innatural

Eres electricidad
un pacto que desciende desde tu carne
hasta disiparse en mi.

Me incorporo hasta tus ojos
de mórbida intención y como tus ansias,
me entrego al sol desnudo por los perfiles de tu sombra
y embaucas mis dedos hasta tus muslos
junto al abismo que me absorbe por tu desnudes.
Eres magia inadvertida y tenue fugacidad…
un roto desvarío por tus ropas
delatando esquiva armonía . -Densa niebla por tu regocijo-
Donde inventamos opciones vitales
para alimentar el apego en un viaje sonoro,
irreal ;
-Sobre arenas que se mueven celebrando todo lo que consumimos
cuando sin hablar existen reglas e intimidad-
ese lienzo que cubre una trampa febril sin límites de ocasión
o cuando decides inducirme -a tus leyes de mujer-

¿Qué puedo hacer realmente?
¿Acostarme por el limbo de tu piel?
o arrojarme al infierno que nos asume
con impreciso lenguaje de efusión .
¿Que me pasa realmente? No sé …
¿Y que puedo hacer, mentirle a mis manos?
¿O unirme al espacio que reclama mi lugar?
Deslizar tu ropa por el Eros de tu espalda
o mudarme a tu cintura;
invadir tu sangre con mi tacto
o incinerarme a ciegas por tu boca…
No sé. ¿Qué me pasa realmente?
No lo sé...
Que al besar enciendes una llama innatural en mi.



MIlwaukee, Wi.

lunes, 2 de noviembre de 2009

pecado vegetal

Hojas muertas vuelan por el beso en otoño.
Y por un sabio cascarón de aire, se ultrajan ramas.

Al caer la brisa fría tras la calle;
y por el corazón desnudo:
Existe un pecado de estación
royendo un viaje idóneo por el cristal.
-Han perdido el color de limonar
un verde que su mudaba al renglón
desde los arbustos hasta la costumbre de vivir.

Hoy no existen flores
ni vida en los cogollos.
Ya no existen paradojas al llegar el sol,
la paleta de color pastel... al amanecer.
Solamente gracia por lo fértil
que un día fue terrenal. Ahora llueve,
y el olor fresco a tempestades
hurga juicios en el cielo, aquí y allá .
-O donde no se necesita respirar.

Hojas vuelan como peces muertos por esta ciudad
de extintas municiones.
Y arrecifes vegetales gimen monotonía
al aire crudo;
como credo al árbol que las incitó ser cruz.
Las cortezas hablan por su cuello de un modo genial.
Hoy no existe flora que cultive mi identidad...
Hojas vuelan como peces muertos por la secuencia . De cualquiera.

Parque central. New York, New york.

domingo, 25 de octubre de 2009

espejo homicida

Hay voces en el espejo que
reducen mi curiosa ambrosía al asombro.
No puedo ubicarlas, no se si te ubico
o si estamos ubicándonos de algún modo.

Hay voces en el recodo del pertrecho
y hay infierno al lado de tu cuerpo. Como si frases nos delataran
y la nostalgia se comprara con pedazos de sulfuro.

-Un corazón parchado de hojarascas
hace valla al amanecer.
Tengo madera de homicida por un beso cualquiera
y una compasión de roble hacia el subyugo.
-Y tu eres una rama en la ensenada-

Hay voces en un vidrio ajeno que reducen
la mirada y tu lencería;
y este ojo no peca ni a distancia.
Pero al partir la noche en dos días me gano un año de locura.

Qué dijeras si al ir yéndome contigo, yo dijese a pleno riesgo
por la claridad del supuesto esqueleto transparente:
-Escucho cosas que me hablan al oído
y reflejan sus opacidades como un espejo en plena cordura?

Beardstown, Illinois.

Hay voces en el espejo que
reducen mi curiosa ambrosía al asombro.
No puedo ubicarlas, no se si te ubico
o si estamos ubicándonos de algún modo.
Hay voces en el recodo del pertrecho
y hay infierno al lado de tu cuerpo. Como si
frases nos delataran
y la nostalgia se comprara con pedazos de sulfuro.
-Un corazón parchado de hojarascas
hace valla al amanecer.
Tengo madera de homicida por un beso cualquiera
y una compasión de roble hacia el subyugo.
-Y tu eres una rama en la ensenada-
Hay voces en un vidrio ajeno que reducen
la mirada y tu lencería;
y este ojo no peca ni a distancia.
Pero al partir la noche en dos días
me gano un año de locura.
Qué dijeras si al ir yéndome contigo, yo dijese a pleno riesgo
por la claridad del supuesto esqueleto transparente:
-Escucho cosas que me hablan al oído
y reflejan sus opacidades como un espejo en plena cordura?

Jose Joel Rios.

sábado, 17 de octubre de 2009

paralelismo

Y el eco nos mantiene en constante desunión
el grito de las cosas mortales
-cuando el recuerdo nos traiciona-
me haces sentir como una pared irreversible a toda época
con sus rocas tiernas haciendo valla
ceñido en amores y materia erigiendo un seto aledaño a tu desnudez
es/ somos
alquimia de lo impredecible
talvez inconciencia de la vida
que nos hizo cadáveres en mutante historia
infructuosa muerte o desliz de una gloria primitiva

no se porqué?
te conviertes siempre en algo inmaterial
que siento en todo lo intocable al pensar en ti
atracción al germen de tus cosas que no se explicar
más intento en vano contradecirme de algún modo
o es que sucede algo secreto ?

no digo que me niego a usurpar las normas de tu ropa
ni que el olor secreto de tu ambigua densidad
mantiene viva mi adicción
y transfiero mi ego a ese mundo desconocido
(ese ecléctico demonio que existe en mi en secreto )
que desmiente en algún momento las reglas del Dios que nos apunta a la evicción

tú dime a mí
si existo en otro sueño realmente
o fueron imaginarias tus cosas
si soy yo solamente pesadilla que auguran muchos
-un secreto vehemente por unas piernas de abril
deslumbrado ansiedades
o el caos de una tarde se desliza por tu espalda-
aliviando esta cruda necesidad por tu oculto desabrigo

sé que no te amo
aunque entierre mis palabras bajo una piel en adopción
y deshaga muchos términos en lo infame de todo amanecer
muchas discordias en las cuales mi recuerdo empata
con el rigor de lo que me hizo hoy sollozar

será que nos estamos haciendo pretéritos
o es la costumbre que nos arrastra a un espectro sin reversión ?
dentro de mi hay un verbo obsesivo
que justifica un laxo proceder...
-conjugarte en todo tiempo aunque no exista ya predicado-

cocoa beach, Florida

viernes, 2 de octubre de 2009

analogía


cuando digo
que mi lenguaje se hizo
palabra extranjera,
digo: poema lago,
tierra dulce líquido de orquídeas,
amor y love y ( amo )
digo risco de etnias albedrío de nardos,
corvettes de insomnio,
You know what I mean?
Digo " spot " en lugar de mancha
( como si enmascarara un esputo con un pétalo )
mi nombre sobre puentes
cabalgando corceles de asfalto
cayendo por cascadas de cansancio terrenal.
Digo bálsamo de gaviotas
halando con sus picos acústicos
un chasquido de olas reinventadas
reventando un beso de sal y de agua.
Digo:
See U later my baby hope you read this.
( en mi lápida de arena )


04-19-2004
Marinnete, Wisconsin.

domingo, 6 de septiembre de 2009

bajo la sombra

podré vivir sin tu luna
o en la oscuridad de uno
en la hipocresía del día
sin corazón
el escrutinio de la tierra es lo mismo que auto expulsarme
sin ti la necesidad
es más fuerte que el yo de aquí
o el éxito a media luz

sin ti es nada más vivir así
a media oscuridad
pero está bien, solo soy yo,
sol
(aunque queme )
solo tirando de tu cuerda al sollozo
sollozando te quiero destrozar
aunque deje mi inspiración
entre líneas (que no hacen daño a nadie)
quisiera estar allí...

Milwaukee, Wisconsin.

sábado, 29 de agosto de 2009

Metáfora Urbana




Miro por el cristal del ventanal
y admiro una ciudad quieta.

! Y levanta el día un vuelo sureal !
por las calles que moran silentes
como olas geométricas,
extinguiendo del acero pardo
la sangre tétrica de la negrura
alumbrando fardos de estáticas aceras.

Y emergen del vidrio:
rayos y centellas,
cegando núcleos de laderas
creando metálicos encuentros.

Lagos, íconos y paredes, símiles de estatuas
lamidos por el ingenio y el plástico.
-tallas de metal, con fauces herméticas-

Archipiélagos de cemento
y mazmorras de erguida caliza
solapando el suelo matinal.

(Y levanta el día un vuelo sureal
batiendo grietas de luz,
sobre sombras geométricas)


Milwaukee, Wisconsin

Jose Joel Rios
Copyright © 2004-2007